En Este Artículo:

Obtener su GED y un título universitario es una empresa útil pero costosa. Muchos estudiantes simplemente no tienen suficiente dinero para pagar su matrícula de su bolsillo, especialmente si estudian a tiempo completo y no trabajan. Los préstamos estudiantiles hacen posible obtener su GED y su título universitario. Investigue múltiples fuentes de préstamos para que tome la decisión correcta al seleccionar un préstamo estudiantil.

Paso

Llene una Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes (FAFSA). La FAFSA puede conectarlo con préstamos subsidiados que se basan en la necesidad financiera. El gobierno federal evaluará su situación financiera y la de su familia para determinar su elegibilidad para recibir préstamos estudiantiles. Uno de estos préstamos es un Préstamo Stafford subsidiado, que tiene una tasa de interés fija. No tiene que pagar el Préstamo Stafford hasta después de graduarse.

Paso

Solicite préstamos sin subsidio ofrecidos por el gobierno federal. Un Préstamo Stafford no subsidiado no se basa en una necesidad financiera, por lo que cualquier estudiante es elegible para recibir este préstamo. Los préstamos Stafford sin subsidio comienzan a acumular intereses inmediatamente, y el gobierno federal limita la cantidad que un estudiante puede pedir prestado por año. El gobierno federal ofrece otros préstamos directos, y la presentación de una FAFSA lo calificará para la consideración de todos los préstamos directos.

Paso

Adquirir prestamos privados. Los préstamos privados deben ser su último recurso; úselos para complementar su matrícula después de recibir tanto dinero como pueda de préstamos federales para estudiantes que ofrecen tasas de interés más bajas y políticas de reembolso más indulgentes. Muchas instituciones financieras ofrecen préstamos privados, y aunque cuestan más que los préstamos federales, son una mejor opción que simplemente agregar su matrícula a su tarjeta de crédito.


Vídeo: Estudiar en Estados Unidos- mi experiencia y consejos!