En Este Artículo:

La frase "dificultades financieras" es altamente subjetiva. No solo puede usted y sus acreedores como grupo ver la frase desde diferentes perspectivas, sino que cada acreedor también puede definir la frase de manera diferente. Comprender los criterios y la documentación necesarios para justificar una situación de dificultades es vital para aprovechar los programas de alivio de deuda disponibles. Los acreedores tan variados como el gobierno federal o una compañía de tarjetas de crédito a menudo ofrecen alivio total o parcial de la deuda si puede probar que su situación financiera es grave.

Requisitos básicos de documentación

En general, una situación de dificultades financieras es aquella que lo obliga a decidir entre cubrir los gastos básicos de la vida o pagar sus facturas. Para probar esto, un acreedor requiere información sobre sus ingresos y gastos. Si bien los requisitos específicos pueden variar entre los acreedores, a menudo esto incluye:

  • Talones de cheques o una declaración de impuestos y salarios W-2
  • Declaraciones del impuesto sobre la renta de los últimos uno a tres años
  • Facturas de impuestos de propiedad
  • Estados de cuenta de cheques y ahorros de los últimos tres a seis meses

Cada vez más específico

Si bien la información básica es suficiente para fundamentar su situación con algunos acreedores, otros requieren documentación adicional. Por ejemplo, los requisitos de divulgación para reclamar dificultades financieras y evitar una compensación de impuestos federales al presentar el Formulario 433-A del IRS o una compensación de préstamo estudiantil al presentar un Formulario de divulgación de información financiera son significativamente más estrictos. Incluyen:

  • Documentos de préstamo hipotecario o su contrato de arrendamiento.
  • Copias de facturas de gastos mensuales como servicios públicos, teléfono, transporte, seguros y cuidado de niños.
  • Una copia de la orden de la corte para manutención infantil o pagos de manutención conyugal
  • Copias de facturas hospitalarias y médicas.

Ayuda para dificultades especiales

Un programa especializado, como una distribución de dificultades 401 (k), si hay uno disponible, solo requiere que usted demuestre que una situación específica está causando una "necesidad financiera inmediata y pesada". Debido a que solo puede retirar la cantidad necesaria para satisfacer la necesidad y pagar los impuestos o multas asociados, la documentación, como una factura del hospital, una factura hipotecaria vencida, un aviso de desalojo o una factura de matrícula universitaria, por lo general son suficientes.


Vídeo: La caja - Educación Financiera