En Este Artículo:

Las agencias de calificación crediticia brindan a los inversionistas y deudores información importante sobre la solvencia crediticia de una persona, corporación, agencia o incluso un gobierno soberano. Las agencias de calificación crediticia ayudan a medir los riesgos cuantitativos y cualitativos de estas entidades y permiten a los inversores tomar decisiones más acertadas al beneficiarse de las habilidades de evaluación de riesgos profesionales llevadas a cabo por estas agencias. El análisis de riesgo cuantitativo realizado por las agencias de calificación crediticia incluye la comparación de ciertos ratios financieros con puntos de referencia seleccionados y el análisis cualitativo se centra en el carácter de gestión, el entorno legal, político y económico de una jurisdicción.

Colaboración exitosa

Un consultor financiero discutiendo una calificación crediticia

Desarrollo de Mercados Financieros.

Las agencias de calificación crediticia ayudan a proporcionar medidas de riesgo para diversas entidades y facilitan a los participantes del mercado financiero evaluar y comprender el riesgo crediticio de las partes involucradas en el proceso de inversión. Las personas pueden obtener una puntuación de crédito para poder acceder fácilmente a tarjetas de crédito y otros préstamos. Las instituciones pueden pedir prestado dinero fácilmente a los bancos sin tener que pasar por largas evaluaciones de cada prestamista individual por separado. Asimismo, las corporaciones y los gobiernos pueden emitir deuda en forma de bonos corporativos y bonos del tesoro para atraer inversionistas en función de las calificaciones crediticias.

Las agencias de calificación crediticia ayudan a regular los mercados financieros

Las calificaciones crediticias proporcionadas por las agencias de calificación populares, incluidas Moody's, Standard & Poor's y Fitch, se han convertido en un punto de referencia para la regulación de los mercados financieros. Las políticas legales requieren que ciertas instituciones mantengan bonos de inversión calificados. Los bonos se clasifican en calificación de inversión según sus calificaciones de estas agencias, cualquier bono corporativo con una calificación más alta que BBB se considera un bono con calificación de inversión.

Estimación de las primas de riesgo

Las calificaciones crediticias proporcionadas por estas agencias son utilizadas por varios bancos e instituciones financieras para determinar la prima de riesgo que cobrarán en préstamos y bonos corporativos. Una mala calificación crediticia implica una mayor prima de riesgo con un aumento en la tasa de interés que se cobra a las corporaciones y personas con una calificación crediticia deficiente. Los emisores con una buena calificación crediticia pueden recaudar fondos a una tasa de interés más baja.

Transparencia mejorada en los mercados de crédito

Las agencias de calificación crediticia proporcionan una mayor eficiencia en los mercados crediticios y permiten una mayor transparencia en las transacciones. Las calificaciones ayudan a controlar la solidez crediticia de varios prestatarios a través de un conjunto de reglas bien definidas.

Estandarización del proceso de evaluación.

La mayoría de las agencias de crédito utilizan su propia metodología para determinar las calificaciones crediticias, pero como solo existen unos pocos proveedores populares de calificación crediticia, esto agrega una gran estandarización en el proceso de calificación. Las calificaciones crediticias de los diferentes prestatarios se pueden comparar fácilmente utilizando las calificaciones proporcionadas por una compañía de calificación crediticia y las solicitudes se pueden clasificar fácilmente.


Vídeo: Calificación Crediticia | Buró de Crédito | Informe de Crédito