En Este Artículo:

Los estilistas trabajan en diferentes tipos de situaciones de empleo. Algunos estilistas son empleados por salones. Otros se consideran contratistas por cuenta propia que alquilan espacio en un salón. Otros pueden ser dueños de un salón, alquilando espacios a otros estilistas. Su tipo de situación laboral afecta los gastos en los que incurrirá como estilista y determina qué puede deducir de sus impuestos.

¿Qué gastos son deducibles en impuestos para un estilista?: gastos

Los estilistas pueden deducir muchos gastos relacionados con el negocio en sus impuestos.

Equipo y suministros

Las herramientas que utiliza para peinar el cabello son gastos deducibles de impuestos. Cosas como los secadores de pelo, los rizadores, los alisados, los secadores de cabello fijos, las maquinillas de afeitar, las tijeras, las podadoras y los peines son todos deducibles de impuestos, porque son equipos normales que los estilistas usan en el transcurso de sus trabajos. También puede deducir suministros como champú, acondicionador y productos de peinado. Sin embargo, solo puede deducir equipos y suministros que haya comprado. Los equipos y suministros provistos por el salón o el fabricante para su uso no son deducibles de impuestos porque usted no los compró.

El espacio del salón

Si es el propietario del salón, el dinero que gasta en suministros para el salón y el espacio del salón en sí puede ser deducible de impuestos. Los muebles y accesorios para el salón, como sillas, taburetes, muebles en la sala de espera, espejos y otros gastos normales son deducibles de impuestos. Del mismo modo, si usted alquila o es propietario del espacio, es deducible de impuestos. Si el espacio del salón es parte de su hogar, es posible que pueda deducir una parte de los gastos de servicios públicos y del pago de la hipoteca o la renta de su hogar. Por último, todos los suministros para el salón, tales como resaltado de láminas, tapas de procesamiento, toallas y batas son deducibles.

Uniformes

Si se requiere que use un uniforme específico para su trabajo de estilista, el costo del uniforme en sí, así como el mantenimiento del mismo, es deducible de impuestos. Puede deducir el costo inicial del uniforme. También puede deducir los costos de limpieza en seco, costos de reparación u otros costos asociados con el mantenimiento de su uniforme. Los empleados deducen esto en el Anexo A, mientras que los estilistas que trabajan por cuenta propia pueden deducir estos costos como un gasto comercial.

Seguros y publicidad

Algunos de los costos asociados con la administración del negocio, como los seguros y la publicidad, son deducibles. Si trabaja por cuenta propia, puede deducir el costo del seguro de salud. Si usted es un empleado, puede deducir las primas que son más del 7.5 por ciento de su ingreso bruto. Los estilistas que trabajan por cuenta propia y los propietarios de salones de belleza también pueden deducir el costo de la publicidad. Crear un sitio web de salón, anuncios de radio y periódico, volantes y tarjetas de visita y otros anuncios son gastos deducibles de impuestos.

Educación continua

Los estilistas que reciben educación continua pueden deducir el gasto de sus impuestos, siempre que lo paguen. Si eres un peluquero empleado y tu trabajo paga por la educación continua, no puedes deducirlo. Sin embargo, si trabaja por cuenta propia, puede deducir los gastos de educación continua. Cosas como clases adicionales para el color del cabello, conferencias para estilistas o cualquier educación continua y gastos de recertificación son deducibles de impuestos. Además, si tiene que salir de la ciudad para continuar su educación, puede deducir los gastos de viaje, comida y alojamiento.

Reglas generales para deducciones comerciales

El IRS dice que para deducir los gastos comerciales en impuestos, el "gasto debe ser tanto ordinario como necesario". Según las reglas de deducción de impuestos del IRS, los gastos que son anormales para un estilista no son deducibles de impuestos. Asimismo, los gastos que no son necesarios no califican como deducibles de impuestos. Tenga en cuenta esta regla al determinar las deducciones fiscales y consulte a un contador o profesional de impuestos si no está seguro de si un gasto es deducible de impuestos.


Vídeo: ¿Qué gastos puedo deducir si soy persona física? Animado. castillocontadores.mx